BIENVENIDOS A MI BLOG

BIENVENIDOS A MI BLOG

Un espacio para compartir con vosotros, mis relatos, poemas y escritos varios. Un espacio para dar rienda suelta a mi imaginación y sentimientos.
Mi nombre es Pilar Lou Martin y me encanta leer y escribir , espero que a vosotros os guste lo que escribo. Muchas gracias por vuestras visitas .

IBSN: Blog registrado
Serial Number 5849-77-1-123

miércoles, 21 de diciembre de 2011

YO DESEO

Yo deseo que
me enamores
con tu loca pasión
Envenéname de dicha,
arráncame el corazón.

Yo deseo que
me ames más allá
de lo inimaginable.
Satúrate de mí.
A nuestro mutuo deseo
nunca pongas fin.

Es tu deseo el que me embelesa.
Es tu deseo quien codicia
mis supremos momentos
de entrega total.

Yo deseo
que existas.
Que seas
sensual sonrisa
No te alejes deprisa.
Establece tu vida
en mí.

Es tu deseo el que me acaricia.
Es tu deseo sin malicia
que implanta
naturales apetitos
que brotando
entre nuestros cuerpos,
nos salpican
de estremecimientos.
Robándonos cordura
y aliento.
Y sometiéndonos
a nuestros puros
instintos salvajes.


Como en homenaje
a Eros
cantamos
su canción
los dos,




Yo deseo que
murmures  mi nombre
una y otra vez
para convertirlo
en un Mandra perpetuo
que te lleve
al paraíso.

Es tu deseo
algo predestinado.
Algo hallado
que me encontró
a mí.

Yo deseo
que amanezcas conmigo.
que nuestra noche
sea el suspiro
que nos haga gemir.

Yo deseo
tu deseo.
Tú deseas
mi deseo.
Los dos deseamos
que nuestro deseo
pueda seguir
siempre así…
 

Safe creative 1112210780418

Aqui abajo podeis escuchar mi poema recitado por Nela.











sábado, 17 de diciembre de 2011

LA CARRERA DE LUIS

El muchacho corre más veloz que el viento.

Sólo tiene catorce años, pero tiene el cuerpo curtido de penas.

Se ha escapado de su casa. Ha cometido algo horrible, ha dejado a su padre sangrando e inconsciente tirado en el suelo.

-Maldito hijo de perra, él se lo buscó- se dice a si mismo, en un intento de consolar su maltrecha conciencia.

Hace tan sólo una hora que ha presenciado una de las  cotidianas escenas de siempre.

Una de aquellas que le manchan el alma, que borran sus esperanzas de vivir en paz y con alegría. El sólo ha conocido hasta el momento, el horror y el desprecio, los maltratos constantes, la pobreza continua.

En su mundo de desesperanza, intenta sobrevivir a veces pensando en sus sueños.

Como un naufrago a la deriva, sus ilusiones sueltan a veces sus amarras y se escapan en quimeras imposibles.

Su padre ha llegado a casa borracho como de costumbre.

Primero han empezado las quejas atroces, luego los mortales insultos, finalmente como en una consecuencia lógica a tanta degradación moral, llegaron los golpes.

Su madre es quien más los recibe, pero en su casa, hay malos tratos para todos.

Su hermana pequeña no deja de sollozar, casi siempre se orina encima, contagiada del mismo miedo maloliente que impregna aquella casa sucia.

Sus cuatro hermanos, que también son más pequeños que él, cuando comienza la bronca, intentan escaparse de la pelea, algunos, los más decididos se arrojan a la calle, pateando gatos y desperdicios.

Otros se acurrucan y se cubren el rostro con las manos para no ver lo que sucederá.

El hombre ha pedido su cena con tan enérgica voz,  que hasta los mismos árboles se han balanceado nerviosos al escucharla. La mujer coge los escasos alimentos que tiene para ofrecérselos, pero casi nunca son bastantes.

No hay dinero en casa, no hay casi comida.

Malviven  la pareja y sus seis hijos  en la casa, que sólo posee dos habitaciones,

Una  la usan para dormitorio, con tres catres sucios, donde se reparten como pueden, hacinados en el pequeño espacio donde no se guarda ninguna intimidad.

En la otra habitación, hay una mesa y unas cuantas sillas, una cocina de leña, y pocos enseres más.

Allí hacen el resto de su vida diaria.

Los niños tirados por el suelo, juegan algunas veces a contarse historias felices, otras  gimen porque tienen hambre y tristeza, y en numerosas ocasiones se dedican a pelearse continuamente o se van  y se dedican recorrer las calles de ese postrero barrio de la gran ciudad.

La madre no se preocupa en buscarlos cuando no están. Incluso a veces ha pensado que si alguno no volviera, sería mejor.

No posee  instinto maternal. Obligado por las circunstancias, su cuerpo sólo pare  su descendencia. Se llama Manuela.

 Ella también se emborracha cuando puede. Y cuando le acecha el desasosiego, se lanza a la aventura de la infidelidad hacia su marido, como en un acto de venganza por sus golpes y martirio constante.

La familia vive en un mundo de miseria, carente de virtudes.

El sol cuando nace por la mañana, se olvida de mandarles luz a ese  rincón de vida.

El muchacho mayor se llama Luis. Esta vez no ha podido soportarlo.

 Cuando ha visto como su padre, le ha gritado a su madre: -Tráeme algo de comer, perra, y como ella le ha contestado a continuación -No hay nada para comer, maldito cabrón, si trabajaras  en vez de de tirarte todo el día por ahí vagueando y emborrachándote, tal vez tendríamos alguna mierda con la que alimentarnos  nosotros  y tus cochinos hijos.

El bofetón no ha tardado demasiado en llegar al rostro de la mujer, la cual le ha clavado las uñas con rabia, y el hombre tras golpearla de nuevo, la ha emprendido después con la más pequeña, la única hija, pequeña e inocente que no paraba de llorar.

Luis, el muchacho mayor no ha podido aguantarlo, así que apartando  a su madre, ha cogido un cuchillo de la cocina y lo ha clavado en el vientre de su padre con inmensa furia:

. Cerdo asqueroso, espero que revientes.- le ha escupido casi a la cara

Sin embargo, tras los chillidos de espanto de su familia, y tras observar como su padre ha caído al suelo retorciéndose de dolor y vomitando sangre, y perdiendo a continuación el sentido, le ha invadido  un pánico atroz que le ha hecho salir corriendo de la casa.

Mientras corre,  no sabe que su padre ha muerto, pero lo intuye. Y alzando sus manos ensangrentadas hacia el cielo, lanza un grito de angustia. Siente como el miedo y el odio se adueñan de todo su ser.

Es la primera vez que mata.

Mientras corre sin descanso, su mente le obliga a pensar que quizás no será la última…

                                                        
Safe creative     1112170758410  


Este relato lo podéis encontrar en la revista bilingüe "Arcoiris", en castellano y en francés.
Abajo, os dejo el enlace donde podéis adquirir la revista.

            

                http://www.amazon.fr/Revue-Creation-Litteraire-Plusieurs-Auteurs/dp/B00BGDJYNY/ref=sr_1_fkmr2_3?ie=UTF8&qid=1361177433&sr=8-3-fkmr2





miércoles, 2 de noviembre de 2011

EL BESO DE RECHENA.- TU NOMBRE ES BESO ( Mi relato )

Hola amigos,aqui os muestro el enlace de El beso de rechena. Un concurso en el cual participé ya hace tiempo, y publicaron un      e-book con todos los relatos participantes. Me dió mucha alegría pues mi escrito llamado "TU NOMBRE ES BESO " quedó entre los casi noventa finalistas. Algo es algo. Además quedó  el      e-book muy mono.Escribí mi relato  con el seudónimo de Laura Literatura. En este enlace se puede ver el e-book con todos los relatos.

http://www.besoderechenna.com/3erConcursoRelatos/#/44/

jueves, 27 de octubre de 2011

CAMINANDO

Caminando por la noche
más oscura y más larga
El viento lanza sus gemidos
y los árboles callan.

Escondieron sus viejos secretos
bajo su corteza amarga,
sus raíces los tienen
encadenados
a la nostalgia.

Cuervos negros revoloteando
por la olvidada casa.
Las paredes atrapan
a los eternos fantasmas.

Caminando por el azul
de las aguas mansas,
mi memoria contempla
los dolores del alma
que se calman.


Palomas de paz
saludan a los castillos
donde los cristales
no están rotos
y son magníficos.

Caminado por el fuego
de una imaginación descalza,
los pies en las brasas
no se queman y bailan... 


Safe creative 1102258581054


miércoles, 26 de octubre de 2011

REMEMBRANZAS





Oigo el rumor de las olas.
La playa está desierta
en este mes de enero.

Sentada junto a la orilla
escucho también
el sonido del viento.

Y contemplo un lejano
horizonte
divisándose
a través de mi tiempo.
Me acerca a otras orillas
de otros lugares
y otros momentos.

Tú y yo.
Y el mar que bañaba
nuestros cuerpos.

Siento en mí
la decadencia de los años
muertos.
Las nubes lloran
incesantemente
lágrimas de desconsuelo.

Y mi corazón se amarga
con penares intensos.
Me obliga a mirar tras mi espalda
donde ruge el león fiero.

Tú y yo.
Y la casa que vestimos de
sueños.

He regado mis plantas
con aromas nuevos.
Pero la nostalgia de vez en
cuando,
las traslada a los jardines
primeros.

Tú y yo.
Y nuestras sábanas blancas
que nos envolvieron.

Acudo algunas veces
a nadar con las olas
y a recordar en silencio.



 © Pilar Lou Martin









domingo, 16 de octubre de 2011

ESTA TIERRA ES ARAGÓN ( HOMENAJE A LABORDETA )

 

                                   Polvo, niebla, viento y sol





nos cantaba Labordeta,

homenaje a una tierra

dura, verde y seca.



Montes altos

la gobiernan,

y en su Moncayo alto

se escribieron leyendas.



Y el sol que dora

los inmensos campos

de trigo.

 Mientras las palomas vuelan

sobre el cielo limpio.



Me dicen que no quieres

que te cortejen,

pienso que lo que quieres,

que te festejen.

Que te festejen tierra

de lo Monegros.

( Esto cantaba nuestro gran

cantautor aragonés ya muerto,

pero por siempre vivo

gracias a sus canciones

y versos )



Adios a los que se quedan

y a los que se van también.

Adios a Huesca y provincia,

a Zaragoza y Teruel.







La Albada que se canta
en el campo por las mañanas,

es el himno de nuestro corazón

y de nuestra patria.



Las tardes al sol

donde se cantan las jotas bravas.

El cierzo que aúlla en el viento

que lo traslada.

Las nieves del invierno

son inmensas y blancas.



Para Navidad la oliva,

para el verano la siega,

para el otoño la vid,

para la primavera, nada.

(También el gran poeta

a las estaciones y a los

labradores cantaba).



Pienso en el espacio

donde las gentes conviven

con el sosiego y sus costumbres,

y ven pasar los años

despacio,

alternando cantos y valentía.

Y en sus hombros llevando

el cansancio

de su trabajo

y su alegría

por la vida.



Y ESTA TIERRA ES ARAGON.


                     





martes, 6 de septiembre de 2011

MI RELATO SELECCIONADO

Hola amigos, me alegra mucho comunicaros que mi relato

SENTADA DELANTE DE UNA TAZA DE CAFE
 
 ha quedado en quinto lugar,con 65 votos obtenidos, empatado con el relato de otra compañera,
 en el concurso I Premio de Relatos Cortos 2.0, convocado por la .UNDACION IMPRIMATUR.
Debo de daros las gracias a todos los que me habeis votado, porque sin vosotros no hubiera sido posible.
Estoy muy contenta porque con los 25 relatos más votados y otros más que seleccionarán, editaran un libro.
También me gusta mucho estar entre los seleccionados a lado de amigos tales como Maria Villar, Viktor Vallés. Chema Elez, M. Lasala, Sylvia Ellston, Marga Ribera, Loli .ernández, .uani Garrido  entre otros.
Os de.o el enlace donde podeis ver la clasi.icación:

CLASIFICACIÓN FINAL PRIMER PREMIO IMPRIMÁTUR DE RELATO BREVE 2.0

de Certamen Literario Imprimátur, el Martes, 06 de septiembre de 2011, 19:17

Ya tenéis aquí los resultados tan esperados. Muchas gracias a todos por participar y enhorabuena por vuestros relatos.

¡Nos leemos!

CLASIFICACIÓN FINAL: (los relatos destacados en negrita serán editados en el florilegio que publicará la Fundación Imprimátur, junto con una selección escogida por la organización que se hara publica en los próximos días.)

La fruta la dejamos para luego, por Carmen Vázquez 87 VOTOS

Héroe y villano. Víctima y verdugo, por Sylvia Ellston 73 VOTOS

Ella, por María José Lasala 69 VOTOS

Simplemente Ines..., por Loli Fernández Barroso 68 VOTOS

Celia, mi vecina, por Miren E. Palacios Villanueva 65 VOTOS

Sentada delante de una taza de café, por Pilar Lou Martín 65 VOTOS

De mentiras y pasiones, por Sara Díaz Adán 60 VOTOS

Dos días antes, por Marga Ribera 59 VOTOS

La mujer del puerto, por Chema Elez 52 VOTOS

El camino de la esperanza, por María Manrique Fabelo 49 VOTOS

La taberna de la mujer tormenta, por María Villar 47 VOTOS

Tsimbari, por David Acosta Herrera 45 VOTOS


Entre sombras, por Atticus Crow Lee 45 VOTOS

El lobo domesticado, por Víktor Valles 43 VOTOS

El violinista, por Juani Garrido 34 VOTOS

Las frías manos de la muerte, por Luis Guallar Luján 33 VOTOS

Cambio de rumbo, por Jhonny Llambrigol 30 VOTOS


Mi batalla, su guerra, por Óscar López Roig 30 VOTOS

Ahmed, por Lara Hernández Abellán 28VOTOS


5 Minutos, por Gilberto Viquez 28 VOTOS


Eróclito, por Jose Bermudez 28 VOTOS

Deuda temporal, por José David López Gambero 25 VOTOS


Amores que matan, por Lydia Alfaro Subiela 25 VOTOS

Alas negras, por Maialen Alonso 24 VOTOS

El gatito, por Osvaldo Cantillo Rojas 22 VOTOS



El cuento de un cuento descontento, por Estrella Montenegro 20 VOTOS

Volver a nacer, por Rosa Caldevilla 19 VOTOS

La casa, por Luisa Fernanda Barón 18 VOTOS

Linda mariposa, por Teresa Moral Carpio 17 VOTOS

Pánico Escénico, por Marian Arija Santamaria 15 VOTOS

Clasicos del Rock, por Ernesto Tubía Landeras 14 VOTOS

La escena del crimen, por Ricardo Lampert 14 VOTOS

La despedida, por Carbayona Vetusta 14 VOTOS

Gracias Luisito, por Daniel Hernández Cirer 13 VOTOS

Alucine, por Ricardo Lampert 13 VOTOS

Cómo escribir un relato breve, por Ricardo Lampert 12 VOTOS

La lavandera de la noche, por Kela Karrasco 10 VOTOS

La Planchadora, por Verónica Andrea Ruscio 10 VOTOS

Rey de sueños, por Sergio Cossa 10 VOTOS

Perdida, por Conchi Revuelta 9 VOTOS

La más guapa, por Pilar Flores Campelo 9 VOTOS

Fuego, por Vicente Ponce López 9 VOTOS

Contagio, por Javier Fernández Jiménez 8 VOTOS

Viernes desperdiciados. por Rut Prieto 8 VOTOS

La última instancia, por Walter A. Montoya 8 VOTOS

Papá, por Mónica Nora Bandín 8 VOTOS

Mensajera, por Matías Alberto D’Angelo 7 VOTOS

Mi eje de simetría, por Pedro Javier Gómez 7 VOTOS

Un silencio, un amor, por Walter Montoya 7 VOTOS

Elogio a la lluvia, por Anita Mendez Bruno 7 VOTOS

Una pequeña historia, por Ana Delgado Navas 6 VOTOS

Cambiar la Historia, por Mara Díaz 6 VOTOS

Brasas y acuarela, por Baltasar Vila 6 VOTOS

Viajar muy lento, por Susana Beatriz Fondado 6 VOTOS

Madres, por Cristina López Lobo 6 VOTOS

Monologo de unos ojos, por Elvira Galeano 6 VOTOS

El sueño de Ofelia, por Keila Martínez 6 VOTOS

PROVIDENCIA (EL FIN DEL REGIMEN), por Carlos Manuel Ledezma Valdez 5 VOTOS

Los Príncipes de Ucrasia, por Salvador Cortés 5 VOTOS

Croquetas de lorazepam, por Xrisstinah Cobaltos 5 VOTOS

Flor del desierto, por Miguel Rubio Artiaga 5 VOTOS

Margarita, por Ana Delagado Navas 5 VOTOS

Martina Polaina Alcántara, por Ketty Saife 5 VOTOS

La mujer del bikini negro, por Raquel Villanueva 5 VOTOS

Rota por la mitad, por Virginia Blanco Brime 4 VOTOS

¿Y mi dentadura postiza?, por Xrisstinah Cobalto 4VOTOS

Historia de un bufón, por Walter A. Montoya (seudónimo) 4 VOTOS

Calle la Salvación, por Salvador Cortés 4 VOTOS

Dos Gardenias, por Juan José Ginés 4 VOTOS

Como azúcar en el agua, por José Javier Souto 4 VOTOS

Y me levanté una mañana... escritor perdío, por Daniel Hernández Cirer 4 VOTOS

Espías, por Salvador Cortés 4 VOTOS

Niña de tinta, por Claudia Valeria 4 VOTOS

Un grito de colores, por Roberto Attias 4 VOTOS

Tabuna Wongo Libbo, por María José Arques 4 VOTOS

A mi padre, por Montse Sánchez 4 VOTOS

Aquella primavera, por María José Arques Cano 4 VOTOS

Un viejo amor, por Walter A. Montoya 3 VOTOS

La casualidad también cuenta --Parte II--, por Ramón B. Boscá 3 VOTOS

La casualidad también cuenta --Parte I--, por Ramón B. Boscá 3 VOTOS

Ojos de gato, por Cristina Artacho 3 VOTOS

María, por Nuria Moreno Cañadas 3 VOTOS

La obra de arte, por Ana Delgado Navas 3 VOTOS

El último verano, por Salvador Cortes 3 VOTOS

Un día es un día, por Ángel Rojano Ruíz 3 VOTOS

Invitados a cenar, por Salvador Cortés 3 VOTOS

Pasión, por Salvador Cortes 3 VOTOS

El mercenario, por Víctor González Moreno 3 VOTOS

Pensamientos, por Juan Manuel Álvarez 3 VOTOS

DesNudo, por Vanesa Giordano 2 VOTOS

Accidente de la vida, por Atala Grimm Andersen 2 VOTOS

Lea y sus amigos y amigas. por Salvador Cortés 2 VOTOS

Las cucarachas también lloran, por Carlos Orlando Bonet 2 VOTOS

Frente al mar, por María Cristina García Carrera 2 VOTOS

Superviviente, por Flor Marti Gamez 2 VOTOS

Mi experiencia del perdón, por Texy Cruz 2 VOTOS

Línea para fumadores, por Salvador Cortes 2 VOTOS

Despertà, por Jesús Vila Arsenal 1 VOTO

Una fábula, por Ferrán Vega Villanueva 1 VOTO

Una ayuda inolvidable, por Salvador Cortés 1 VOTO

Escuchar la música, por Carlos Orlando Bonet 1 VOTO

Silencio, por Andrés Vecino Sánchez 1 VOTO

Quiero volver al sur, por Pedro Pablo Vergara 1 VOTO

Los balones, por María José Arques 1 VOTO

La taberna del barrio, por Salvador Cortes 1 VOTO

Trip, por Salvador Cortés Cortés 0 VOTOS

Un día fastidioso, por Salvador Cortés Cortés 0 VOTOS

El piso de arriba, por Salvador Cortes 0 VOTOS

MAPA